Blogia
La Fernandina - Desde Cienfuegos, Patrimonio Cultural de la Humanidad

La Enseñanza de la Historia Local en las habilidades comunicativas orales

El conocimiento de la historia de un país resulta siempre un asunto de preocupación, más aún si es  la de una localidad específica. A través de las raíces históricas y culturales de una nación  el individuo  formará valores y sentimientos propios de su identidad nacional. El proceso docente educativo favorece en gran medida la adquisición de tales conocimientos en los estudiantes, por ello se requiere del aporte de todos aquellos inmersos en dicho proceso.

El presente artículo aborda la iniciativa de los profesores de inglés Lic. Carmen Rosa Pérez Ortiz, Lic. Aynik Marrero Rodríguez,Lic Héctor Hernández Oropesa y Lic. Ariel Noya Lozano, para la formación de conocimientos sobre Historia Local en sus estudiantes, una vez constatado  que la clase de inglés puede favorecer la ampliación de tales conocimientos si se vinculan con  habilidades específicas de la asignatura, en este caso las habilidades comunicativas orales.

La enseñanza de la historia  debe estar a tono con las aspiraciones de formar jóvenes cada vez más íntegros, con un alto nivel cultural para consolidar la formación general integral que aspiramos en nuestra sociedad cubana, por ello  no  puede haber historia  nacional si no existe historia local, desarrollando esta última de manera  afectiva, lo cual  no es nuevo, pues ha sido preocupación constante de los pedagogos cubanos donde se destacan: José de la Luz y Caballero, Alfredo Aguayo, Pedro García Valdés, Miguel Cano y Ramiro Guerra.
En  Cienfuegos existe un fuerte movimiento investigativo sobre este tema donde  sobresalen figuras como la Dra. Violeta Rovira, también Orlando García, Marcos Rodríguez, David Soler, Lilia Martín Brito, entre otros, que han contribuido desde diferentes ángulos al fortalecimiento del conocimiento histórico-local, demostrando la  necesidad de enseñarla  como un contenido básico en  la educación de los jóvenes en las condiciones actuales. El alumno y el profesor se vinculan con su entorno a través de la afirmación de sus valores comunitarios, en la defensa y ampliación de los espacios donde expresa los valores culturales más entrañables.
El graduado de lengua inglesa de la  universidad de la ciudad de Cienfuegos, por su parte, debe desempeñarse como traductor o guía turístico , lo  que incluye el conocimiento de diferentes personalidades cuyo aporte se integra al patrimonio cultural del territorio, por  ello se intenta  establecer desde la asignatura de Inglés un vínculo de  posibles recorridos turísticos  para fortalecer el desarrollo de las habilidades comunicativas orales en este idioma al tener que expresarse tal y como han de hacerlo en su futuro desempeño profesional.
Por lo anterior, se sugiere tener en cuenta algunos aspectos importantes para el logro de los objetivos: Definir los bienes patrimoniales  que satisfagan los requerimientos de evidencia histórica, o elemento probatorio del contenido histórico que desde la escala nacional debe mostrar a escala local, indagar hasta qué punto tales evidencias están documentadas, referenciadas, ya sea por historiadores, otros docentes o especialistas de instituciones portadoras de patrimonio, diagnosticar la  motivación por el empleo del patrimonio cultural como recurso y contenido de enseñanza, mostrar la riqueza espiritual del pueblo,  valorar las figuras y los hechos en que participaron por lo que deben conocer  ideales y el contexto más cercano en que desarrollaron su labor, que es fuente de inspiración para desarrollar su conducta cotidiana. así como la reflexión y la toma de partido para la protección lo que implica una relación necesaria entre lo cognitivo y lo afectivo.
De manera experimental esto se puso en práctica en visitas al centro urbano histórico para conocer algunas edificaciones, así como las personalidades que  aportaron parte de su dinero para dar lustre  a nuestro entorno citadino. Un ejemplo lo constituye la Santa Iglesia Catedral, que contiene  diferentes  elementos donados por algunas de ellas, como pudiera mencionarse el órgano, las campanas, los vitrales y el Vía Crucis, este último traído expresamente  de Chicago en 1918 por Luisa Terry de Ponvert. Debido a que los estudiantes desconocían esta información se les hizo necesario investigar con la ayuda de los profesores quién fue esta mujer, católica sin fanatismos absurdos, fe mostrada a través de obras filantrópicas, apropiándose ellos de conocimientos útiles para su desempeño profesional como los siguientes:
Muchas familias  se establecieron en el lugar desde  los primeros tiempos de la entonces Colonia Fernandina de Jagua  y otras a partir del desarrollo acelerado de la misma lo hicieron más adelante, una de estas  fue la de Martin  Irady , quien junto a sus hijas   Luisa y Juana Irady Batable,  se establece primeramente en San Fernando de Camarones  y luego en la ciudad donde Luisa conoce  a Antonio Terry  Adams. Tras su matrimonio vivió la familia por varios años en Arguelles y Santa Isabel, local que ocupa  el establecimiento La Ceiba  y allí nace Luisa Maximina Terry Irady el 18 de Noviembre de 1844, su tía Juana se había casado con Fermín Gorozabel de quien enviuda sin tener descendencia y se casa en segundas nupcias con Elías Ponvert Malibran , también viudo ,del primero había heredado el central Hormiguero que al fallecer su segundo esposo deja en herencia a su hijastro y a su sobrina Luisa  , quien ya para ese entonces era su esposa. En la crisis de 1879 la firma de la finca bancaria de los Ponvert se vio seriamente quebrantada, por ello  Elías Ponvert y su esposa Luisa  deciden venir hacia Hormiguero, regresan a Cuba en 1880  para dedicarse al fomento y explotación del mismo  y venciendo los obstáculos de las dos guerras de Independencia que agitaron a Cuba en 1868 y 1895, hasta convertirlo en un central con una producción anual de 25 000 sacos
Su labor humanitaria se evidenció en otras obras filantrópicas y el conocimiento de su vida posibilitó  que elementos del patrimonio cultural formaran parte del acervo cultural de los estudiantes.
Por tanto, el dominio de un idioma extranjero es importante pero sin el conocimiento de nuestra historia más cercana, no se puede caminar por la ciudad y saber cuanto tesoro encierra en sus cúpulas, edificios y calles, su protección y conservación también puede lograrse con la preservación de la memoria de sus personalidades.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres